14.3.16

Robin m'aime, Robin m'a

Estoy terminando (o empezando, nunca se sabe) la segunda mudanza acá en Córdoba. El paso que quería dar hace algunos años ya se está realizando, y en este momento el proceso que más me preocupa es desensamblar esta casa que armé con bastante esfuerzo.
Ayer abrí una caja que tenía cuadernos viejos ordenados cronológicamente. Es una de las pocas cajas que llegaron acá intactas y siguen tal cual. Por lo tanto, no me resultó para nada raro que estuviera llena de polvo.
Lo que sí me sorprendió fue ver textos como este, que directamente no entiendo y que podría haber pensado, tranquilamente, que los escribió otra persona.
Estoy redescubriendo el placer de leer la poesía de los demás, y por eso esto me parece tan, tan extraño.
Tenemos en línea a la dama.
Que la dama tire su línea.
La vida es un banquete de
porcinas proporciones.
Porque podemos. Porque podríamos
podar el potente poniente
para pulir primero el palimpsesto.
La paz. La puta. - ¡Productor!
"Robin me ama, Robin me tiene".
La dama está en línea.
Háganla hablar.
Llueve. "Cómo quisiera estar abrazado
a vos ahora, mirando una película
desde el sofá de dos cuerpos
silencio sólo comparable a la
tierra alta cuando el héroe va
a llenarse de plomo la cabeza".
Robin me tiene, Robin me aburre.
Señores: soy un cóndor
que de jaulas no sabe.
9/11/2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario