15.9.15

Montesquieu y los sabios

CARTA CIX
RICA A...
En la Universidad de París la hija mayor de los reyes de Francia, y muy mayor, que tiene novecientos años largos¹ y chochea no pocas veces. Me han contado que algún tiempo ha que tuvo una terrible contienda con unos doctores acerca de la letra Q, que quería que se pronunciara como una K; y tanto se encendió la disputa que fueron privados muchos de sus bienes y tuvo que intervenir el parlamento, concediendo, por sentencia solemne, a todos los vasallos del rey de Francia licencia de pronunciar esta letra como se les diera la gana. Linda cosa era ver los dos cuerpos más respetables de la Europa ocupados en fallar de la suerte de una letra del alfabeto.
Me parece que se apocan las cabezas de los mayores ingenios cuando están reunidos y que donde hay más sabios juntos hay menos sabiduría. Las grandes corporaciones muestran tanto apego a las menundencias y a los estilos fútiles, que descuidan las cosas esenciales. He oído decir que habiendo convocado un rey de Aragón los estados de Aragón y Cataluña, se gastaron las primeras sesiones en decidir en qué lengua se había de poner lo que se proveyese. Fue muy violenta la contienda, y mil veces se habrían separado los estados si no hubiesen imaginado un corte, que fue que la pregunta se pusiese en lengua catalana y la respuesta en la de Aragón.

De París, a 25 de la luna de Zilhagé, 1718

 Montesquieu, Lettres persanes
L. B. E. N.

No hay comentarios:

Publicar un comentario