22.2.15

Patti Smith

Consideré unos instantes a Patti Smith con el epíteto de la mujer viva más sabia del mundo. Pero dudé cuando leí las palabras "vida pública" (o, como decía originalmente, public eye).
Patti tocó para el Papa poco antes de la Navidad pasada. Recordamos su conmovedor affaire con Mapplethorpe y hoy por hoy es la madrina del punk rock, una poetisa excelente, una iluminada, una compositora de la puta madre, una mujer que jamás se oxida y que siempre tiene la verdad en la punta de la lengua.
Pero, ¿será la mujer más sabia del mundo? ¿Cuántos seres humanos "retirados de la vida pública" o jamás de los jamases apenas integrados por ella, andarán por ahí, sabiendo realmente de qué se trata?

PREGUNTA:- ¿Cuál creés que es la mayor idea falsa sobre vos? 
PATTI SMITH:- La cosa que más me molestó fue cuando volví a la vida pública en el '95 o el '96 cuando mi esposo murió. Nosotros vivíamos un estilo de vida muy simple en un ambiente más bien retirado en el que él era el rey de nuestro dominio. Yo no manejo, yo no tenía un gran ingreso, y sin él, tenía que rebuscármelas para vivir. Aparte de trabajar en una librería, la única cosa que sabía hacer era grabar discos o escribir poesía, que no iba a ayudarnos a poner a nuestros chicos en el colegio. Pero cuando empecé a hacer entrevistas, la gente seguía diciendo "A ver, no hiciste nada en los '80...",  y yo sólo quería sacar la pistola de Elvis Presley y sacarle a tiros del alma a la televisión. ¿Cómo podías decir eso? El concepto de la gente, de pensar que si no están leyendo sobre vos en alguna revista o algún periódico, entonces no estás haciendo nada. 
No soy una celebridad. Soy una trabajadora. Estaba trabajando antes de que la gente leyera cualquier cosa sobre mí, y el día que dejaron de leer sobre mí, estaba haciendo todavía más trabajo. Y la idea de que si sos una madre, no estás haciendo nada - ser una madre es el trabajo más difícil que hay; ser padre o madre requiere un gran sacrificio, una gran disciplina, una gran entrega, y pensar que no estuviste haciendo nada mientras criabas un hijo o una hija es apaleador. Me hace entender por qué algunos seres humanos empiezan a cuestionarse su valor si no están haciendo una gran cantidad de dinero o no son famosos, lo que no es para nada cierto. 
Mi madre trabajaba en un dispenser de gaseosas. Ella hacía la comida y era moza, y trabajaba muchísimo y muy devotamente. Y su ensalada de papas... ¡se hizo famosa! Ella no pedía ensalada de papa a los proveedores; ella se levantaba a las cinco ne punto de la mañana y la hacía ella misma, y la gente llegaba desde Camden o Philadelphia a su pequeño dispenser de gaseosas en South Jersey porque ella tenía la famosa ensalada de papas. Ella estaba orgullosa de eso, y cuando llegaba a casa a la noche, completamente exhausta y arrojando el dinero de las propinas en la mesa y contándolo, uno de sus grandes orgullos era que la gente venía de lejos sólo para probar su ensalada. La gente diría, "a ver, ¿eso nada más hizo tu madre? ¿Era moza?". Ella servía a la gente, y le servía con lo mejor que sabía servir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario