30.12.14

Feliz año nuevo/los problemas vienen de las cosas que te importan un carajo

Este va a ser uno de esos post collage. Hablaría de mi propio caso, pero los otros son un caso más interesante.

1.

Dios sabrá por qué carajo, en un momento de ciega desesperación, se me dio por mandar una solicitud de unirme a un grupo de Facebook que se llama "CALL CENTERS CORDOBA", así con mayúsculas. Sobre todo habida cuenta de lo más valioso que aprendí este año: que la desesperación es tu peor enemigo a la hora de conseguir trabajo. Y también, habida cuenta de la angustia que me llevó hasta el grupo del call: yo mismo veo al call center (según la cristalería mentirosa de mi propia vocación) como la ultimísima de las opciones deseables a la hora de buscar un trabajo estable. Madurar es aceptar que no todo es como te gustaría que fuese; pero ceder al extremo mismo de desear un trabajo que considerás una mierda, sólo porque por el momento no aparece nada mejor, es ya un conformismo chicato e idiota que no puede hacerte más que infeliz.
Sentí chucho cuando leí este comentario, cómo no.
Realmente me cansé de las entrevistas sin ninguna repuesta, ni siquiera un mail donde diga q no les interesa mi perfil o que no es lo q buscan! Plata invertida en curriculum para entregar o tiempo en el ciber para mandarlos. Hace un año y medio quede sin trabajo y solo fueron entrevistas q quedaron en la nada!  
Como si el echo de tener un bebé me impidiera poder cumplir un horario!  
Solo me resta desearles Éxitos a todos los q buscan y son seleccionados y un feliz 2015 para todos uds!!!

En marzo, dejando un uniforme sobre un mostrador limpio y diciendo "no voy a volver, busquen a alguien más", di el primer paso en una iluminación pesada que me tiene rengo y manco. La Chiqui Legrand lo expresó muchísimo mejor que yo. Si uno asume la dignidad de decir que su trabajo le parece una reverenda cagada, o que está hecho para algo mejor, así se confunda a primera vista con soberbia o con lo que sea (una de las tantas pruebas cotidianas de que el juicio de los otros es un pedo en un tifón), ya está un poco más cerca de llegar a eso que desde acá parece tan inalcanzable: ser feliz y poder pagar las cuentas.
Si uno busca lo fácil, está condenado al fracaso. Por partida doble: fracaso si te bochan, porque te más te sentís una cagada; fracaso si te toman, porque te estás encadenando a lo primero que te cruzaste, que muy pocas veces es lo mejor que podés hacer.

Al fin y al cabo (para resarcirme ante ustedes de la cita pobre), el indio ese que hizo huelga decía que la fórmula de la felicidad es ser consecuente con sentimiento, pensamiento y palabra.
___________________________________________________

2. De cómo superar ¿qué cosa?

Después de que su prometido la dejara en el altar, esta novia se tomó la mejor sesión de fotos del mundo
"El momento en el que la primera gota de pintura cayó en mi vestido, fui libre"











Shelby Swink, 23, conoció a su ex-prometido en la facultad en el año 2011 y empezaron a salir en el acto. Los dos estaban felizmente comprometidos en marzo del 2014, planeando una boda para noviembre.

"Metí mi corazón y mi alma en el planeamiento de la boda, porque anhelaba que el dá en el que celebraríamos nuestro amor y nuestro compromiso con el otro sería fabuloso", dijo Swink a BuzzFeed News.

Pero cuando la semana de la boda llegó, su entonces prometido dijo a Swink que no estaba enamorado de ella y que no quería casarse.

"Estaba en completo estado de shock y no tenía idea de qué pensar o hacer. Estaba bloqueada. Los próximos días fueron una nube de llamar invitador y cancelar organizadores."

Así que el fotógrafo de la boda salió una idea para hacer una sesión de "botar el vestido" donde arruinarían su vestido de bodas y se tomarían fotos divertidas y no tradicionales como acto de rebelión.

"Al principio sonaba loco pero después de realmente pensarlo, sabía que era la cosa perfecta para mí", explicó Swink. "Después de todo, era sólo un vestido, un artículo material".

"El primero de noviembre iba a ser un día feliz rodeado de amigos y familia que me amaban", continuó Swink. "Decidí que no iba a dejar que el error de mi ex de dejarme ir me quitara eso".

El vestido de Swink está siendo expuesto en una tienda local en Memphis durante enero. Una parte de cada vestido vendido allí durante la muestra será destinado a una causa no lucrativa llamada Be Free Revolution.

SOURCE

No hay comentarios:

Publicar un comentario