15.7.14

At Bud Grant's

Como decía ese filósofo contemporáneo (o filóneo contemporósofo, o filoso con buenos tímpanos) "you will never come close to how I feeeeeeeeeeeeeeeeeelllllllllllllllllllll", es MUY TARDE o MUY TEMPRANO para volver allá abajo, donde la gente tiene como buena y sana costumbre escuchar Babasónicos y expresar todo lo que se le cruza por la cabeza, maraña mañosa molleja.
Cuando la luz se prende y las ratas se alejan, y uno baja la escalera -crik crik crik- paso a paso y no sabiendo bien con qué encontrarse...
No sé, a mí me va mejor callado, siempre me fue mejor callado. Un "gracias" y un "perdón" dicen mucho más que un "muchísimas gracias de corazón y bien sinceras" o un "tengo que pedirte perdón por todas las cosas malas que hice, hago, haré o pude haber hecho".
Además, leí en ÜberFacts que escuchar música ayuda a la digestión, especialmente de las malas noticias. Y el blues parece ser la opción como gospel de los que han pasado por cada mierda y todavía tienen mucha firmeza intestinal para cantar gracias a o a pesar de.

No hay comentarios:

Publicar un comentario