23.2.14

Ltd. Express


NIGHT IS DOWN ON INSECT TOWN

Generalmente se dice "cordobés por adopción" cuando te encajetás tanto con esta ciudad que optás por pasar con ella el resto de tu vida; pero a mí esa frase me suena horriblemente edípica, porque no quiero que Córdoba me adopte. Quiero desposar a esta tipa hermosa aunque me pida de dote cien mil palacios de oro sólido y toda mi estabilidad emocional.
Pero es mucha ciudad para mí. Me cago encima de tímido cuando oscurece y se prenden sus faroles de golpe.

Me escondería detrás de un árbol bien maraña como el de la foto. Desde ahí espiarla yo, ella sonriente y luminosa como una modelo: en ella convive lo viejo y lo nuevo, los altos edificios y los trenes viejos. Todo me parece hermoso cuando estoy enamorado, porque el amor te hace idiota.

I'M SITTING HERE GLUED TO THE GLOWING TUBE

Esta foto no la saqué yo, la encontré por ahí. La sacó un chabón llamado Gabriel que maneja un blog de blues de acá. A veces me pasa que voy caminando y me encuentro con un paisaje sublime, y la puta suerte no me pone a mano una lapicera y un papel. Me quedo con todo lo que podría decir pegado como plomo en la garganta, mirando hasta que me frustro me canso y me voy.
Otras veces veo una foto como esta. Otra persona cualquiera pudo cazar ese paisaje irrepetible en ese momento único y subió las fotos en alguna red social para que llegue a mí, aunque sea en diferido. Yo estoy pegado a un tubo que brilla, pero el efecto es similar: como quien ve el Taj Mahal o algún tulipán en un campo de Holanda. No es un privilegio inmenso, pero siempre es cosa buena poder decir "la pucha, qué lindo lugar este que habito..."

LIMITED
I AM riding on a limited express, one of the crack trains of the nation.
Hurtling across the prairie into blue haze and dark air go fifteen all-steel coaches holding a thousand people.
(All the coaches shall be scrap and rust and all the men and women laughing in the diners and sleepers shall pass to ashes.)
I ask a man in the smoker where he is going and he answers: “Omaha.”
 Carl Sandburg (1878 - 1967)

LET ME HEAR ONE MORE TIME THAT ROCK AND ROLL...



No hay comentarios:

Publicar un comentario