3.12.13

Revolución sin paralelo en todos los milenios anteriores

En el Paleolítico, ocurre una cosa inédita en los 2.000 millones de años de evolución. Ocurre que un primate, el Pithecanthropus erectus, utiliza su cerebro y sus manos para construir instrumentos que potencien y prolonguen su capacidad de acción. Entre la naturaleza y el nuevo homínido se va a interponer así una realidad nueva, una especie de intermundo técnico, todavía muy rudimentario, pero que es la puerta que abre el camino para las prodigiosas proezas científicas que vendrán más tarde. El término, pues, del proceso de cerebración es la instalación de los homínidos en el mundo de la cultura, el salto a un mundo nuevo en el que nada está hecho y cuya esencia consiste, nada más y nada menos, que en la necesidad de inventarlo todo.
José Luis Pinillos. La mente humana, 1969.


Desde el momento en el que la primera piel fue usada como prenda de abrigo, desde el instante en que por primera vez se utilizó una lanza para la caza o se plantó la primera semilla, se realizó una gran revolución en la naturaleza, una revolución sin paralelo en todos los milenios anteriores, porque acababa de surgir un ser que no necesitaba seguir sujeto por más tiempo a los cambios de la naturaleza, un ser que en algún aspecto era superior a la naturaleza misma, por cuanto sabía cómo controlar y regular sus operaciones, y podía mantenerse en armonía con ella, no a través de cambios corporales, sino mediante un avance de la mente... El hombre no había simplemente escapado al dictado de la selección natural, sino que incluso había obtenido para sí una parte del poder que, antes de su aparición, era ejercido en exclusiva por la naturaleza misma. Podemos, pues, prever un tiempo en que la tierra sólo producirá plantas cultivadas y animales domésticos, un tiempo en que la selección humana habrá desplazado a la selección natural...
Alfred Russel Wallace. The Origin of Human Races
 and Antiquity of Man deduced from the theory of Natural Selection, 1864.

No hay comentarios:

Publicar un comentario