15.11.13

Miller y Kerouac

Suele decirse que el poeta, o el genio, se adelanta a su propia época. Es cierto, pero solamente debido a que también es un ser profundamente de su época. "¡No se detengan!", nos va diciendo. "Todo esto ya ha ocurrido antes millones de veces." ("Siempre adelante", decía Rimbaud). Pero los que se resisten a cambiar no entienden esta clase de palabras. (Todavía andan rezagados en relación con Isidore Ducasse). ¿Qué hacen, pues? Le derriban de su alta percha, le matan de hambre, de una patada le hunden los dientes en la garganta. A veces son menos misericordiosos incluso: hacen como si el genio no existiera.

(HENRY MILLER,
prólogo a "Los subterráneos" de J. KEROUAC)


No hay comentarios:

Publicar un comentario