23.9.13

нул

Another by Ataxia on Grooveshark

Hay algunos días en los que la vida se pone en stand by. Por motivos que uno desconoce, la creatividad y las ganas de aprender se consumen con el mismo método de un sahumerio apestoso. Ni que hablar de las ganas de relacionarse con la gente, de presumir del ingenio de uno en el twitter o siquiera de practicar el glorioso deporte de ser soberbio. En cambio uno no quiere levantarse a dar de comer al gato, ni molestarse en seleccionar una canción para que acompañe un sentimiento de mise en abyme, como quien al menos pone azúcar a un mate horrible con la buena intención de recomponerlo.

Estos días son el cáncer de la vida: espacios entre secuencias felices. Siempre conforman un lapso de tres o cuatro días en los cuales sencillamente se aspira a nada, como un barco encallado en una playa agreste. Cuando uno sale de este trance eterno descubrió que sus amigos se pudrieron de tanto esperar y todos los planes a los cuales uno hubiera recurrido para salpimentar la vida están obsoletos.

Lo peor que puede sentir una persona por otra es lástima, no obstante háganme un favor: esperen que esto termine. Ya volveré a ser dinámico, ya volveré a mi responsabilidad de sumar algo a sus vidas, cualquier cosa que sea. Perdóneseme el placer culposo más grave que puede permitirse un joven: levantarse de la cama apenas de noche para comprar otro atado de cigarrillos y seguir esperando quién carajo sabe qué cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario