29.8.13

Poolshark



Este video se divide en dos partes. Una parte "acústica" (lenta) y una parte "eléctrica" (rápida o, como diría un tío que fue DJ en los '80, "movida").
Son dos versiones de un mismo tema, grabadas en estudio en momentos distintos pero tocadas juntas en este video de dos minutos filmado en VHS.

Quiero que sepan que este es mi video favorito de todo Youtube.
Con esta nota al pie los intento convencer de que lo escuchen y lo vean.
Mírenlo hasta el final, sin apurarse: cómo no aguanta las ganas de romper la guitarra en pedazos, cómo algo incontenible se adivina en su cara. Hace fuerza como si quisiera partir al medio una roca de mármol.

Las últimas palabras de la canción dicen: "algún día voy a perder la guerra".
Este tema habla de la heroína. Bradley Nowell murió poco después de una sobredosis de heroína. Se lo encontró tirado en el piso de su casa, mientras su dálmata le estaba lamiendo la cara para que reaccionara.
Toda su vida fue desalentado a usar heroína, y le canta como un preso que canta sobre la libertad de un campo fértil.

Esta canción me da una impotencia indescriptible. Me conmueve como no me conmueven las noticias. A veces siento culpa. Pero la culpa no me sirve. Me da ganas de llorar igual. De forma que hace rato me resigné a que este tema me conmueva más que las muertes en Medio Oriente y los niños que se mueren de hambre. Indígnense si quieren, llámenme desalmado (¿por qué lo sería?): me duele más ver el sincero sufrimiento en la cara de un hombre que murió queriendo ahogarlo, cuando yo mismo todavía estaba en pañales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario