18.2.13

'Patafísica 1.1.: La 'patafísica y la patáfora

Hugged-Too-Late se inclinó hacia adelante con una expresión de sospecha.
— ¿Puede ser que nunca hayas oído sobre eso?
Walsh frunció el ceño.
— ¡Nuestra Ciencia, chico!
— ¿Ciencia? —dijo Walsh.
H. T. L. miró espantado.
—La Ciencia - el apoyabrazos del intelecto, la gran puerta que se bate: ¡'PATAFÍSICA!
— ¿Metafísica?

—'PATAFÍSICA: Eso que se extiende más allá de la metafísica en tanto la metafísica se extiende más allá de la física.
— ¿Qué tiene que ver tu ciencia conmigo?
—Todo. Especialmente si querés salir de este placard con tu cerebro en su lugar.
Walsh se agarró la cabeza.

[...]

—Todo lo que quiero es volver a casa. ¿Puede tu Ciencia lograr eso?
— ¡No tengas miedo! —dijo Hugged-Too-Late. —La 'patafísica es la ciencia de las soluciones imaginarias.
—Preferiría soluciones reales.
—La realidad es para los mediocres. Es mejor que no jodas con ella cuando uno descubrió que no hay verdaderos caminos de salida.

[...]

—Explicá tu 'patafísica.
— ¿Ya no lo hice?
—Tu definición no tiene sentido. Después de todo la metafísica, simplemente definida, es "eso que se extiende más allá de la física", entonces no tiene ningún sentido inventar un término para "eso que se extiende más allá de lo que se extiende más allá de la física". ¿No es igual de absurdo que decir "más lejos que lejos"?
—Entendiste mal. Vamos a tomar nuestra Ciencia y aplicarla a algo menos general: el lenguaje.
—Procedé, pero no tardes.
—Vamos a tomar como base física una frase o imagen descrita en un trabajo de ficción. Algo simple, irrecusable de sí mismo. La luna se levantó sobre el mar. Juzgamos este enunciado como físico. Aunque para un trabajo literario podría ser un diablito acostado sobre la suma de sus partes, no podemos negar que las palabras sobre esta página dicen lo que dicen, incluso si el enunciado puede ser puesto en duda más adelante.
—Continuá.
—La metáfora, por otra parte, es un artificio metafísico. El ojo amarillo se levantó sobre el mar. Pero la luna permanece siendo el elemento dominante, el ojo es un agregado a lo físico con la intención de embellecerlo. ¿Me seguís?
—Sí.
—Permitiremos ahora, en nombre de la educación de nuestro señor Walsh, la acuñación de un simple término: la patáfora. ¿Qué pasaría si nuestra frase se leyera: "El ojo amarillo se levantó sobre el mar: con el tiempo, una lágrima cayó deslizándose sobre un bigote para caer en el plato de porcelana azul"? Habiendo tomado el reemplazante de nuestro objeto físico seriamente (la forma de ojo), hemos llevado ese elemento a un nuevo contexto donde el vehículo se vuelve lo físico. El momento de la patáfora sucede cuando la metáfora se ha vuelto tan embellecida que ya no se relaciona a eso a lo cual estaba destinada a embellecer. Ergo: la PATÁFORA es lo que ocurre cuando la cola del lagarto crece tanto que se rompe y da lugar a una nueva lagartija.

En este punto Walsh quiso pararse, golpeándose la cabeza en el estante elevado.
— ¡Ow! Veo ahora: tan lejos de la metafísica en tanto la metafísica se separa de la física. ¡Imaginación basada en imaginación!
— ¡Bravo! —exclamó H. T. L., dando palmadas a Walsh en la espalda. —La transformación es el estetoscopio de la 'pataciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario