15.9.12

Procrastinando también se aprende

"que sea puta que sea socialista
que siga la vía de la liberación"

y esa locura que nos parece a nosotros siempre de los troskos y lo fácil que es irse de la universidad, olvidarse de los troskos, olvidarse que existen, olvidarse que son seres humanos y tienen problemas y acaso lo primero que desea uno es dejar de lado sus convicciones vitales de justicia social e igualdad de oportunidades y quieren irse a sus casas, poner sus manos en la nuca, acostados bocarriba en una cama desordenada con puchos medio quemados alrededor, en la sencillez infinita del que tiene una conciencia tranquila y sólo desea dormir un rato para seguir la lucha. nosotros, a ese privilegio, lo tenemos vedado. vivimos en la inacción y preferimos escribir sin comas. (ellos son seres formales y sus peticiones, tan limpias, tan sensatas, también tienen una puntuación pulcra y sobria). nosotros olvidamos que tapamos nuestros agujeros con posters, que acaso no sean del Che pero quieran aparentar cultura.
y me parece tan invaluable el momento en el que dos personas (dos soledades, querría decir uno, tan sádica como neciamente) de conciencia intranquila, que pasan sus vidas queriendo saber qué van a hacer con sus vidas, que pasan sus días queriendo aprender cómo hacerlos, pueden darse besos en la nariz y tratarse de usted en una cama igual de desordenada, del mediodía a la medianoche, sin más testigo que un gato tonto que no es ni trosko ni facho ni nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario