2.9.12

Hiperestimación del tiempo

"En la eternidad, sin embargo, no hay tiempo, como ves: la eternidad es sólo un instante, lo suficientemente largo para una broma."
(Hermann Hesse, "El lobo estepario")
Es difícil vivir sin el opio después de haberlo conocido, porque es difícil, después de haber conocido el opio, tomar a la tierra en serio. Y, al menos de ser un santo, es difícil vivir sin tomar en serio a la tierra.
* * * 
A la edad en que Cristo debuta con su muerte, Alejandro muere de una indigestión de gloria. Le imagino triste, al final de su rollo, preguntándose qué podía poseer aún. Quisiera uno contestarle: América, un aeroplano, un reloj, un gramófono, la T. S. H.
* * *
Una mujer de sesenta años me decía: "Lo que ha hecho creer que los hombres de mi generación, los miembros del Jockey, eran espirituales, es el número de vinos que se bebía entonces en la mesa.
Después de cenar, todo el mundo estaba un poco borracho. Los unos, creían decir cosas mordaces, y los otros oírlas. 
(Jean Cocteau, "Opio: diario de una desintoxicación") 

No hay comentarios:

Publicar un comentario